google-site-verification: google5c087a0da00728df.html 'cookieOptions = {...};' msg,En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. ESCRITOS de Rudy Spillman: Carta de un amor desesperado
Búsqueda personalizada

viernes, 15 de febrero de 2013

Carta de un amor desesperado



El tiempo está repleto de tristezas opacas
que oscurecen mi alma.
El pasado golpea en mi nuca
y duele en mi corazón.
Sufro viéndome allá a lo lejos
siendo quien no soy.
¿Porqué tanto tiempo sin poder decirte mi amor?
¿Será que su portentosidad le ha impedido salir de mi interior?
El niño que llevo dentro
llora sin entender
mientras el adulto intenta espantar tal realidad.
Me duelen los años
de amor acumulado.
Y la imperiosa necesidad
de entregártelo todo hoy.
Ten paciencia mi amor.
Este que soy es el que he sido siempre,
pero nunca se vio.


Voy a esperarte, a cuidarte,
a protegerte hasta que mi alma entristecida
se refleje en tus ojos y te haga llorar.
Será el día que comprendas
que hoy vivo en ti.
Y este presente será
nuestra perenne actualidad
por la eternidad de los tiempos.
Porque no pienso renunciar a ti
ni siquiera después de muerto.


Perdón por no haber visto tu alma.
Por no haber escuchado tus gritos de amor.
Por haber cerrado nuestro futuro
estancándonos en un presente agonizante.
Perdón... perdón... perdón...
Melancolía atrapada en esta diminuta palabra
que quisiera repetir por el resto de mis días,
insaciable e insatisfecha de repetirse.


Mi amor,
te quiero en el desván de las soledades
entregado a mutilar mi alma si no te tengo.
Mi sentir sobrepasa al ser que ama
esparciendo su éter y envolviéndote toda.
Esta locura mía es solo para ti.
Espero consiga embriagar tus confusiones
y despertar en tu esencia
al ser que por fin todo lo entiende.
Y que siempre perdona.


La grandeza de tu ser terminará abriendo sus puertas.
Sueño que compartimos el resto de nuestros días juntos
y dejo de soñar para vivirlos.
Espero que tu libertad decida entregarme
aunque sea unos pequeños trozos
de su amor y su tiempo.
Bastarán para llenarme todo
y permitirme disfrutar por fin
de la felicidad de sentirme tuyo


Y cuando sientas por algún resquicio filtrarse
la más suave brisa de duda sobre mi amor,
toma en tus manos este pequeño trozo de papel...
... y lee esta carta que sólo puede estar destinada a ti.
Percibirás el dolor de un amor desesperado
pero satisfecho del motivo por el que sufre tanto.



MEDITACIONES EN EL MAR ROJO - CURSOS GRATUITOS
de Helen Maran ¡VISÍTALO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...