google-site-verification: google5c087a0da00728df.html 'cookieOptions = {...};' msg,En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. ESCRITOS de Rudy Spillman: En todos los sentidos de mi vida
Búsqueda personalizada

viernes, 1 de junio de 2012

En todos los sentidos de mi vida

Imagen: PUBLIC-DOMAIN-PHOTOS.com

Hace más de treinta años escribí por vez primera sobre “el poder de las palabras”. Fue luego de reponerme de una larga y grave enfermedad depresiva. Hoy continúo escribiendo sobre el tema, de tanto en tanto. Desearía que no quede ni una persona que pueda continuar sufriendo aquellos infiernos sin haber intentado este mecanismo mental que todos, sin excepción, poseemos. Sé que mis deseos exceden mis posibilidades pero ello no me impide continuar intentándolo. Emile Coue ha sido el pionero. Ha descubierto y desarrollado el tema llevándolo a la práctica con éxito. Luego, continuamos todos los demás. Mí única intención es convencer a los que padecen estertores del alma en la utilización de una simple técnica que pueda cambiar sus vidas para siempre como lo hizo en mi caso. Y esto lo digo treinta y un años después de haber sanado. Mi estabilidad anímica y calidad de vida ponen un sello de permanencia emocional para quien aún guarde alguna duda.

En el transcurso de los años publiqué algunos libros entre cuyas líneas, aquí y allá, aparece el tema ofreciendo consejos y compartiendo experiencias. Escribí C. A. P. A. (Corrector Anímico por Automensaje) y luego C. A. P. A. II – Nivel Superior, sobre los cuales existen sendos vídeos subidos a YouTube. Pero ello no es todo. Es apenas el final del recorrido que comienza con un simple mensaje que crearemos cada uno a su propia medida y necesidad. A partir de entonces el milagro estará en nuestras manos. 


Es difícil imaginar que todas nuestras penurias desaparecerán con la sola mención de “las palabras mágicas”, como en los cuentos de hadas. Pero en realidad las penurias no desaparecen. Lo que disminuye hasta desaparecer es la sensación de depresión y angustia que aquellas nos provocan.

El procedimiento a llevar a cabo es detallado y minucioso. Si empleamos el tiempo necesario para implementarlo correctamente lograremos el resultado deseado. He aquí como funciona:

  • Deberemos crear una frase de una extensión lo más reducida posible pero que contenga el concepto completo.
  • El concepto es lo que deseamos lograr.
  • Nos referimos a un logro a nivel anímico (las metas materiales son el medio que buscamos para sentirnos bien).
  • La frase creada será en un presente estricto, de tal manera que lo que quiero lograr lo estoy ya logrando. El pasado y el futuro no existen.
  • Si la frase no posee vocablos negativos tanto mejor pero no deberemos esforzarnos en ello. Si de forma natural nos nace evocar una palabra negativa deberemos ser fieles a las necesidades de nuestra mente.
  • Una vez creada nuestra frase, la escribiremos para memorizarla.

Luego de haber creado nuestra herramienta de batalla (la frase), la aplicaremos de la siguiente manera:

  • Sólo cuando aparece la sensación que deseamos erradicar de nuestras vidas es cuando comenzaremos a repetir la frase creada, una y otra vez, las veces que se haga necesario.
  • La frase deberá ser siempre la misma. La repetición de su contenido, exacta.
  • Las repeticiones de la misma se harán en voz baja o para nuestros adentros.
  • Deberemos prestar atención concentrándonos siempre en el exacto sentido de las palabras que repetimos. Deberemos tener en cuenta que si nos distraemos repitiéndola de manera automática mientras pensamos en otra cosa producirá el efecto de no estar diciendo nada.
  • Ante nuestra sorpresa, podremos experimentar el alivio, hasta la desaparición de la sensación no deseada (angustia, temor, pánico, depresión, etc.), de manera casi inmediata luego de un número determinado de repeticiones que variará con cada persona.
  • Lo primero que deberemos hacer ni bien esto ocurre es dejar de sorprendernos y aceptar la obviedad de lo que nos sucede. Sorprendernos significa que “no lo podemos creer” y entonces, la próxima vez que repitamos nuestro texto lo que pretendemos no ocurrirá. Debemos entender que la única que controla la situación es nuestra poderosa mente aunque nosotros mismos no seamos conscientes de ello.
  • Después  de haber aliviado nuestro sentir y haber aceptado de manera natural la técnica que nos trae bienestar, es probable que el malestar vuelva a nosotros luego de un tiempo que podrá variar entre algunos minutos, horas o días. Pero también, aunque no es lo más común, podrá desaparecer de nuestras vidas para siempre ni bien hayamos empezado a utilizarla. Y ello significará que el poder de nuestras palabras y nuestra mente han sabido utilizar todo su potencial y hemos realizado a la perfección la construcción de nuestra frase.
  • En el primer caso, si el malestar regresa luego de contados minutos volveremos a repetir nuestra frase de manera insistente hasta eliminar la sensación nuevamente. De esta sencilla forma iremos atacando y contraatacando nuestros malestares, personalizándolos, como si se tratase de la lucha entre dos personas en la que la victoria obtenida en cada una de nuestras batallas nos llevará de manera ineludible a ganar la guerra. Cada éxito que logremos en nuestros contraataques nos proporcionará una inigualable sensación de seguridad que crecerá cada vez que la mala sensación intente infructuosamente apoderarse de nosotros. Esto producirá embestidas cada vez más distanciadas de las sensaciones no deseadas. Finalmente, sentiremos como si estuviéramos nosotros atemorizando a la desagradable sensación, la que por temor terminará desapareciendo para siempre de nuestras vidas.


Sólo a título de ejemplo ofrezco a continuación, mi frase:

"Me siento muy bien en todos los sentidos de mi vida”

R. S.



MEDITACIONES EN EL MAR ROJO - CURSOS GRATUITOS
de Helen Maran ¡VISÍTALO!



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...