google-site-verification: google5c087a0da00728df.html 'cookieOptions = {...};' msg,En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. ESCRITOS de Rudy Spillman: C.A.P.A.: Aclaraciones convenientes



Búsqueda personalizada

lunes, 7 de noviembre de 2011

C.A.P.A.: Aclaraciones convenientes


C.A.P.A. es un corrector anímico por automensaje que nació en los años 70 cuando quien suscribe era aún alumno de meditación. Fue entonces redactado su texto y junto con el mismo, las correspondientes “Explicaciones sobre el método” y las “Instrucciones para su ejercitación”. Estos dos últimos textos quedaron redactados de manera permanente mientras que el texto principal de C.A.P.A. se encontraba en pleno proceso de elaboración, revisión, correcciones y cambios que estuvieron sujetos a las propias experiencias de quien suscribe.

En la actualidad, luego del contundente éxito personal que me ayudó a lidiar y resolver una enfermedad en mi juventud y de haber ayudado a tanta gente en todo el mundo durante estos años, el texto principal de C.A.P.A. posee una contradicción con el correspondiente a sus “Explicaciones sobre el método”. Y a ello me quiero referir. 


Estas últimas aluden en su contenido a la necesidad de “evitar la utilización de palabras negativas”, mientras el texto del corrector anímico contiene palabras que son claramente de este tenor.

Con los años, la experiencia me mostró que algunas de las enseñanzas que los expertos impartían estaban basadas en deducciones racionales y no comprobaciones empíricas. A nuestro cerebro no le importa si lo que decimos en nuestro mensaje es “no”, “nunca jamás”, o “sí”, “siempre”. En realidad, no distingue entre “nunca estaré enfermo” y “siempre estaré sano”. Estas son deducciones intelectuales que no siempre se corresponden con la realidad empírica. El cerebro toma la espontaneidad y sinceridad del individuo consigo mismo. Dos personas que expresen la idea, cada una de manera diferente (como acabo de exponer más arriba) estarán diciendo lo mismo, “que van a estar sanos”. Pero cada uno de ellos estará siendo auténtico con su esencia y expresándolo a su manera. Su cerebro tomará por completo el poder de sus palabras puesto que ellas son su forma auténtica y espontánea de expresarse. El error pues, que menciono más arriba, consiste en la contradicción entre el texto de C.A.P.A., producto de mis propias experiencias y sus explicaciones, las que basé estrictamente en las enseñanzas recibidas de mis maestros. Por ello es que yo debiera haber incluido una “fe de erratas” en estas últimas. Y no lo hice.

De todas maneras, quien considere importante no incluir en el texto términos negativos, podrá con facilidad cambiarlos por positivos. Esto resulta más que sencillo. Con ello, asimismo, hago honor a mi idea de incentivar siempre la iniciativa del practicante que redundará en su propia independencia a la hora de practicar.

Pero me interesa resaltar que quien se identifique y sienta más fuerza diciéndose a sí mismo: “nunca estaré enfermo”, no se cohiba pensando que su cerebro lo rechazará si no dice: “siempre estaré sano”. Porque esto no es cierto. Ambos mensajes son positivos. La diferencia entre ellos radica en que uno utiliza el concepto en negación y el otro en afirmación. Pero ninguno de los mensajes es negativo. El objetivo de ambos es la firmeza con que determinan que tendrán salud. Esto es lo que capta nuestro cerebro.

Finalmente, diré a todos los permanentes seguidores y veteranos practicantes de C.A.P.A., que la autoayuda en sus variadas técnicas debe adaptarse a cada individuo y no al revés. En mis libros, insisto frecuentemente que cada persona debe buscar su método. Lo que es bueno para uno puede no serlo para otro. La autosugestión en estos temas cobra una vital importancia.

Espero que estas líneas echen luz en una contradicción de forma que para nada incide en el fondo, dejando intactos los cimientos que permitieron la creación y exitosa difusión de C.A.P.A.


Enlace al vídeo C.A.P.A. 
R. S.

2 comentarios:

Helen Maran dijo...

Soy una de esas permanentes veteranas de C:A:P:A hace más de 20 años que lo utilizo y no pasa semana que no lo escuche,en el año 97 me enferme de una polineuropatia senso-motora que esta en mi hasta el dia de hoy,en esa oportunidad estaba más cerca de una silla de ruedas, que de poder estar parada, la más pequeña de mis hijas tenia 8 años y un miedo pánico a que yo estuviese en una silla de ruedas,fuera de sus sentimientos, yo sentia que por un lado era la solución más sencilla entregarme a la silla y no luchar, pero por mi hija y por mi me acuerdo que el programa que hice fue, no estaré nunca en una silla de ruedas y se lo prometí a mi hija, el sistema C:A:P:A y mi programa tan contundente, con esa negación hicieron que hasta el dia de hoy este vigente, he pasado por todo y aveces me ayudo de mis bastones canadiences, pero nunca he llegado a la silla de ruedas y mi hermosa hija ya tiene 22 años.

rosscanaria dijo...

Me parece fantástico esto del CAPA, tendré que empezar porque la expeirencia de Helen, está en este momento y tras un "infarto cerebral", rondándome, cada vez ando peor y me cuesta muchísimo estar derecha cuando estoy depié. soy positivs pero esto viene de más de 30 años (por cierto dos veces a lo largo de mi vida he soñado la misma cosa, mi hermana pequeña en una silla de ruedas, ella no tiene ningún problema psico-motriz y me pregunto ¿en realidad seré yo la de la silla de ruedas?...
Un besazo Rudy,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...