google-site-verification: google5c087a0da00728df.html 'cookieOptions = {...};' msg,En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. ESCRITOS de Rudy Spillman: Última oportunidad



Búsqueda personalizada

lunes, 22 de agosto de 2011

Última oportunidad



Vivimos tiempos desconocidos por nosotros en el pasado. La clase media está siendo borrada del espectro social. Esto ocurre en la mayor parte de los países llamados “desarrollados”, término que debiéramos redefinir a la luz de los acontecimientos de los últimos años.

Cada estado es todavía diferente de los demás en cuanto parece continuar manteniendo su soberanía. Pero existe hoy día una situación común a todos los países evolucionados como resultante de la globalización mundial. Sus elementos característicos son: 

- Sociedad corrupta: Los más débiles no pertenecen a la misma. Pero se desconoce si los motivos radican en los principios morales y éticos de los mismos o al simple hecho de que no pertenecen a los grupos sociales con posibilidades concretas de intervenir en la corrupción. En primer lugar, el número de personalidades políticas corruptas en el mundo crece de manera desconcertante. Resulta imposible dejar de imaginar que los candidatos que engrosan las filas de espera para poder ingresar en la esfera política de sus respectivos países lo hacen con la sola intención de obtener la gran oportunidad de acumular una rápida y abultada fortuna en sus cuentas anónimas de algún banco en Suiza o através de una técnica parecida utilizada con los mismos fines.

- Política de las grandes empresas y los bancos internacionales: Todo aquel que ha visto completado su primer siglo de vida trae consigo claros recuerdos de su infancia y adolescencia en que una gran empresa de nombre y prestigio reconocido ofrecía de manera tácita, seriedad, responsabilidad y garantía incluidas en el servicio. Actualmente, los clientes que adquieren productos y servicios suelen experimentar defraudación y desilusión frente a las mismas empresas quedándoles siempre ese extraño sabor a la posible existencia de alguna ley tácita no legislada pero que aun así ampara el proceder arbitrario de aquellas empresas que a veces parecen comportarse como verdaderas organizaciones delictivas.

- La población pobre crece y la rica disminuye: Nada nuevo. O quizás sí. En todo tiempo y lugar siempre ha ocurrido que los ricos van acumulando cada vez mayores riquezas mientras las sociedades pobres van hundiéndose en una mayor y mayor pobreza. Pero actualmente, y después de la gran depresión económica de los años correspondientes y posteriores a la Segunda Guerra Mundial, el tema toma una nueva dirección. Este elemento de características psicológico-sociales, especial en su tipo, trepa a estándares que semejan una bomba social de un poder superior, en cierto sentido, a las nucleares de hoy día pues amenaza con un poder destructivo similar pero dejando al ser humano vivo luego de su detonación.

Las cartas parecen estar echadas. Los débiles de este mundo ya no tienen qué perder. Lo han perdido todo. Incluyendo su honor. Y les queda (no a todos) la vida y de momento, también el derecho a continuar respirando sin la obligación de pagar por el aire respirado.

A los líderes del mundo y dueños del poder económico y político les queda quizás la última oportunidad de entender que los tiempos han cambiado y que ellos hoy, también están perdiendo. No sólo en la significativa disminución de sus grandes fortunas sino también en la seguridad personal y de sus familias. Y todo ello, solamente por intentar quedarse con toda la torta en vez de saber compartirla. Y en especial, haber sabido descubrir la necesidad y conveniencia de tomar dicha iniciativa aún antes de que fuera solicitada.

R. S.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...