google-site-verification: google5c087a0da00728df.html 'cookieOptions = {...};' msg,En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. ESCRITOS de Rudy Spillman: Pronóstico del tiempo
Búsqueda personalizada

lunes, 15 de agosto de 2011

Pronóstico del tiempo

Imagen: 4FREEPHOTOS

Pandemia de Derechos Humanos que se expande como la marabunta por los pueblos árabes. Yemen, Egipto, Libia, Siria. Ya no se necesita construir oraciones que expresen ideas. A veces es suficiente con salpicar la escritura de simples nombres. Gadafi, Assad. Insostenibles masacres que perduran en el tiempo creando la perspectiva de la eternidad en el sufrimiento de las víctimas. ¡Somalia! ¡Qué horror! Pequeñas criaturas muriendo lentamente. En rostros de experiencia milenaria con arrugas profundas de vejez no vivida. Ojos vacíos, secos, abiertos como bombas a punto de explotar. Con la incomprensión en su fatídica expresión. Y el olor a muerte... por todas partes un olor a muerte imposible de erradicar. Pero ¿a quién le importa? Todos estamos ocupados en la inestabilidad de las bolsas de comercio. La zona euro, los bancos, las multinacionales. Los nuevos y preocupantes conceptos hasta hace poco inexistentes en los diccionarios.
 La posible “quiebra de países”, como si se tratase de un negocio particular que uno emprende con posibilidades de ganar o de perder. Mientras tanto nos inoculan los deportes, campeonatos, mundiales, copas aquí y copas allá. Nuestro fanatismo por los campeones. Y logran de momento adormecer nuestro dolor con la morfina del entretenimiento. Y las grandes personalidades políticas del espectro internacional, acusadas de violaciones, abuso de poder, prevaricación, defalco, malversación de fondos, estafas multimillonarias a las arcas de los estados. ¡Los pueblos se han hartado! Sólo quieren detener esto aquí y ahora. No escuchan razones, no entienden de política ni de economía. Buscan una vida digna para sus hijos. Mucho pedir. La dignidad es un término que debiera haber desaparecido hace tiempo de nuestro vocabulario. Salud, educación, vivienda, bienestar... pamplinas. No podemos dejar que caigan las acciones bursátiles de las multinacionales. Las grandes fortunas se reducen. Los magnates tiemblan. Por primera vez están nerviosos. La globalización tuvo tiempos muy buenos para los que nos “metieron el globo”. Y dentro del mismo quedó metido todo. Y todo ahora se desmorona. También lo de los que quisieron hacer negocio a costa de nosotros.


¿Cuáles son las escenas venideras en el panorama mundial? Nadie lo puede saber. Pero de seguro que en el 2012 el mundo no se acabará. En ciencia y tecnología hemos avanzado en los últimos treinta años lo que no se logró en dos mil. Y tampoco en cinco mil años. Los gobiernos parecen títeres de turno colocados y depuestos por los dos o tres verdaderos gobiernos mundiales: las grandes redes sociales a través de la más eficaz aplicación del poder: el Internet. Y sin la necesidad de gastar ni en un sólo ministro. Todavía se está por ver. Veremos.

El mundo y sus sociedades (o suciedades) también cambiarán muy pronto de manera que ya no podremos reconocer al planeta en que vivimos. Y todo sucederá igual de rápido. En un abrir y cerrar de ojos nos encontraremos en un lugar muy distinto al que nos ha visto nacer. Nos enfrentaremos a cambios que tampoco han sucedido en cinco mil años ni en toda nuestra historia.

R. S.


1 comentario:

Mari C . Masi. dijo...

Inmersos en cambios que iremos viendo, nadie se libra- librara. Afecta al conjunto, como es del conjunto la obligación de cambiar para solucionar dentro de la bondad y una vida digna para Todos. Mientras halla uno solo que sufra, que no viva dignamente el cambio no sera certero ni duradero.

Hoy en día la seguridad, seguro no existe, estamos inmersos en cambios, muchos y que nos darán muchos aprendizajes viviendo diversas situaciones.

Un saludo de lo + cordial y no nos olvidemos de los que + necesitan, sufren y son humillados, mientras no lo hagamos enteramente no nos podemos considerar humanos, la diferencia...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...