google-site-verification: google5c087a0da00728df.html 'cookieOptions = {...};' msg,En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. ESCRITOS de Rudy Spillman: En respuesta a "El conocimiento absoluto", de Rudy Spillman
Búsqueda personalizada

lunes, 21 de marzo de 2011

En respuesta a "El conocimiento absoluto", de Rudy Spillman

Me apetece responderte, Rudy, no con un comentario sino con un post que desarrolla algunas de las ideas que planteas en tu reflexión. Se trata de una entrevista de Eduardo Punset a Raymond Kurzweil, uno de los mayores expertos mundiales en inteligencia artificial:



Según Kurzweil, una piedra podría procesar toda la información que ha procesado la Humanidad en toda su Historia, y lo haría en menos de un segundo.

Por cierto, me gustaría hacer una precisión. Nuestra mente es finita, y el conocimiento ocupa lugar. La luz, al igual que el aire y la información, es materia. Nada está exento de ocupar un espacio, un volumen en nuestro Universo cuatridimensional. Como no podemos escapar del Tiempo, tampoco podemos hacerlo del espacio.

Borges, para mi gusto, es el gran maestro literario de esta temática. Recuerdo una frase suya, no sé si en relación a Hawthorne, que venía a decir lo siguiente: Imaginemos que el mundo ha empezado hace apenas unos segundos, y todos nuestros recuerdos han sido inoculados en nuestra mente; así, recordamos que hubo un ayer, una Historia, cuando realmente no hubo nada. También me viene a la memoria (precisamente) su relato Funes el memorioso, cuyo protagonista es capaz de recordarlo absolutamente todo. O la impecable narración El inmortal, que nos enseña que la mente no es capaz de almacenar los recuerdos de muchas vidas. Pero el más apropiado es La escritura del dios, donde se puede apreciar un posible efecto del Conocimiento Absoluto.

Me gustaría destacar una anécdota curiosa. En mi adolescencia me obsesionaron muchos temas metafísicos: el Infinito, la Eternidad, el Conocimiento Absoluto, la insensibilidad... A los dieciséis años escribí un relato titulado La lechuza, que compartiré con vosotros en otro momento, y que trata del Conocimiento Absoluto. Lo escribí cuando aún no había leído La escritura del dios, de factura infinitamente superior. Cuando, años después, ese relato llegó a mis manos, lo disfruté doblemente: por su ejecución perfecta y porque, secretamente, había intuido lo mismo que el maestro.

En fin, forzosamente debo suponer que somos lo que sabemos o lo que recordamos. Por eso, nuestra mayor amenaza es la pérdida de la memoria, de la razón, de la conciencia. Alzheimer y muerte son dos nombres del mismo terror, que consiste en perder lo que hemos atesorado durante toda nuestra vida.

Relacionados:

El futuro: la fusión del alma y la tecnología.
También publicado en: EscritoresClub

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...